¡Y CRUZARON EL DISCO!

Ostakia estuvo trabajando junto al equipo de arquitectura del Hipódromo de Palermo, en una renovación integral de los toilettes de algunos sectores de este tradicional club de turf que cumplió 140 años.

Desde 1876, el Hipódromo de Palermo es un emblema de la Ciudad de Buenos Aires. Rediseñado en 1908 por el arquitecto Louis Faure-Dujarric, también conocido por construir el estadio de tenis de Roland Garros, el edificio mantiene desde entonces su clásico estilo francés del siglo XVII.

En 2013, comenzaron un proceso de restyling para que el Hipódromo se siga posicionando como uno de los lugares de encuentro más elegantes y con más charme de la ciudad.

Los arquitectos encargados del proyecto, le encomendaron a Ostakia un desafío: la renovación integral de los toilettes de mujeres de la Tribuna oficial y el toilette de la Confitería París. Un proyecto de trabajo que tomó 6 meses para desarrollar la combinación de mosaicos perfectos.

– La Belle Tribuna –

La tribuna oficial es una de las más sofisticadas, con la mejor vista a la pista de carreras. Recorrer sus espacios es volver al mundo de la Belle Époque y de la sofisticación de la aristocracia porteña, en donde damas de largo, con miriñaque y sombrilla charlaban con señores de traje y bombín, el último grito de la moda en Europa.

Para el toilette de mujeres de la Tribuna, los arquitectos querían destacar la femineidad y la delicadeza. Para ello en Ostakia, optamos por colores rosados, combinados con blanco. Utilizamos nácar natural teñido de rosa bajo métodos tradicionales (después de todo estamos en un edificio de más de 100 años!), y se utilizaron perfiles de terminación moldumet, con pastina Ostakia color blanco y un aditivo Spotlight para darle un toque especial.


La París de Latinoamérica

El restaurant Paris es uno de los más antiguos y tradicionales restaurantes del Hipódromo y es uno de los patrimonios arquitectónicos de la ciudad. Justo en la entrada del casino y el horse track, este espacio abrió sus puertas en 1912, y se destaca por su fachada circular, de estilo neoclásico, y su exclusiva terraza.

Para los toilettes de este lugar centenario, el equipo de arquitectos del Hipódromo se enamoró del nácar natural de Ostakia, que representa dos de los atributos principales del lugar: su elegancia y su clasicismo.